Un estudio revela que el Golf gana cada vez más peso en el turismo provincial, generando un impacto económico de 1.410 millones de euros

La Costa del Sol espera alcanzar su récord de verano alcanzando los siete millones de turistas.

25.7.2017 - 8:39 - Redacción

bernal.-mansilla.-bendodo.-escribano-y-molas_o(1)El Salón de los Pasos Perdidos del edificio de la Diputación Provincial en calle Pacífico ha acogido en la  la rueda de prensa en la que se ha presentado un informe acerca del segmento de golf en la Costa del Sol.

En un acto en el que han comparecido el presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo y el presidente de la Real Federación Andaluza de Golf, Pablo Mansilla, se han desgranado algunos aspectos sobre el comportamiento de este segmento turístico. En el acto han estado presentes José Carlos Escribano, presidente de AEHCOS (Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol) y Juan Molas, presidente de CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos), así como diversos empresarios del sector de golf del destino.

El principal valor a resaltar es que, según el estudio elaborado por Turismo Costa del Sol, “el impacto que el Golf genera en la Costa del Sol asciende ya a 1.410 millones de euros en producción directa e indirecta, y de 775 millones de euros en renta directa e indirecta”, ha expresado Bendodo, quien se ha detenido también en que “para hacerse una idea de la relevancia de este turismo, el gasto medio del viaje del turista de golf supera los 1.800 euros, con una estancia media de 12,31 días”.

Elías Bendodo, que ha agradecido la presencia del presidente de la Real Federación Andaluza de Golf, Pablo Mansilla y de diversos responsables de clubes de golf de la provincia, ha precisado que este estudio revela que “el turismo de Golf se ha convertido en uno de los mejores embajadores de la Costa del Sol, con la provincia de Málaga acumulando el 67% del total de campos de golf de Andalucía y siendo la que más campos atesora en todo el país, casi 70”.

El presidente de Turismo Costa del Sol ha reparado en el reflejo que la vigencia de este segmento influye en la creación de empleo “con cerca de 17.700 puestos de trabajo, ya sea de forma directa o indirecta”. El estudio abarca la zona llamada Costa del Golf, que incluye la provincia de Málaga y la zona gaditana de Sotogrande.

En cuanto a licencias de golf, Málaga alcanza los 18.000 jugadores, siendo la tercera provincia tras Madrid y Barcelona.

En el estudio también se ofrecen datos de la demanda. Así, Reino Unido, los países escandinavos, Francia y Alemania son los principales demandantes del deporte del golf en la provincia de Málaga. En segundo lugar de importancia se sitúan los propios aficionados nacionales, así como los procedentes de Países Bajos, Portugal e Irlanda.

Finalmente, “el informe traza una hoja de ruta para saber cómo actuar para ser aún más competitivos en este segmento, el del golf, que supone un músculo fundamental para la gestión de la estacionalidad”, ha expresado Bendodo, que ha subrayado el compromiso de Turismo Costa del Sol por “seguir cuidando este sector como uno de los ejes para que sigamos manteniendo todas las cifras tan positivas, y al alza, que el turismo está cosechando en los últimos años en nuestra provincia”.

Pablo Mansilla, por su parte ha agradecido el compromiso y la colaboración que Turismo Costa del Sol tiene con el mundo del golf. “Es indiscutible el peso que el golf tiene en la economía y la industria turística de la provincia de Málaga”, ha expresado Mansilla, que ha subrayado que la Costa del Sol es “el referente en el desarrollo de infraestructuras complementarias al golf”.

Mansilla ha valorado la utilidad del informe: “nos sirve no sólo para saber los aspectos de la oferta, sino también para saber cómo funciona y qué demanda tenemos”.

Hacia un verano de récord

Dentro de la rueda de prensa, Elías Bendodo ha aprovechado para apuntar algunas previsiones turísticas para el próximo verano. Bendodo ha manifestado que “por primera vez se superarán los siete millones de turistas entre junio y septiembre, lo que supone un incremento de un 5,2% respecto al mismo período del año anterior”.

No sólo crecerá en lo cuantitativo, sino en el gasto que ejercerán los turistas en el destino: “de hecho, el impacto económico en estos meses será de unos 7.300 millones de euros, un 8% más que en 2016”, ha expresado Bendodo, quien auguró que “esperamos un crecimiento del 0,6% en viajeros hoteleros y hasta un 18% en viajeros en establecimientos reglados no hoteleros”.

Elías Bendodo ha puesto la lupa en el aumento “muy notable” que se prevé en ciertos mercados turísticos, como los países nórdicos (+22%), Holanda (+39%), Italia (+31%), Alemania (+22%) y Rusia (+13%).

El presidente de Turismo Costa del Sol ha reflexionado sobre estos datos: “nos hacen ser optimistas porque suponen un salto de calidad en diferentes aspectos, por ejemplo, en la diversificación de mercados, con subidas en los estratégicos; a ello unimos el aumento de la riqueza generada por el turismo, la mejora en la gestión de la estacionalidad y una distribución turística más equilibrada en la provincia, con crecimientos  importantes en pernoctaciones también en el interior”. En efecto, mientras en la costa crecen un 6,9%, el interior lo hace en un 15,3%.

Elías Bendodo ha subrayado, no obstante, que “no queremos detenernos a celebrar, porque nuestro objetivo es seguir trabajando para favorecer el dinamismo económico y la creación de empleo”, al igual que ha señalado algunos retos, como fidelizar el mercado nacional, que decrece levemente.

Bendodo ha finalizado subrayando que “contamos con los ingredientes para seguir triunfando, como la fidelidad de los mercados, una oferta turística que cumple las expectativas de los turistas, un tejido empresarial que se supera cada año y unos profesionales cada vez mejor formados y capacitados”.

Deja tu comentario