El clubbing neoclásico ya tiene su himno definitivo

MALO presenta
MALO presenta "Lágrima", un hit a medio camino entre la música clásica y el house clubbing: último adelanto de su inminente EP debut.

Como si Bach estuviera tocando el piano en el Space de Ibiza; como si Brahms hiciera una colaboración con Tiesto; como si James Blake fuese cabeza de cartel del próximo Monegros. Algo así es lo que imagina Malo en el himno definitivo del clubbing neoclásico: «Lágrima»último adelanto de lo que será «Resto», inminente EP debut del artista aragonés residente en Berlín.

Tras sorprender con «Norte», un primer single que hacía las veces de manifiesto y carta de presentación de lo que es Malo, a medio camino entre el nuevo sonido neoclásico de artistas como James Blake, Nils Frahm u Ólafur Arnalds con evidentes conexiones con la electrónica de vanguardia y el pop alternativo de autor; ahora el proyecto que capitanea Íñigo M. Malo da un paso adelante con un nuevo single con vocación de hit tanto para circuitos clubbing como para el pop más anguloso.

Publicidad

Así suena «Lágrima», segundo y último adelanto de lo que será «Resto». Con un pie en ese sonido neoclásico que ha marcado su formación a piano desde pequeño, pero otro en un sonido electrónico que nos puede remitir a los Justice de «Cross» tocando en el Teatro Real o a James Blake clausurando el festival de los Monegros; Malo se saca de la manga el hit definitivo que el house neoclásico necesitaba, con un mantra en el que, desde el perdón, alcanza el descanso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.